Libros de Salvador Elizondo

Salvador Elizondo
La escritura obsesiva
Salvador Elizondo
324 págs.
(RM)

La escritura obsesiva

            “El sueño es una segunda vida
            Así empieza Gérard de Nerval, su Aurelia.
            “Escribo. Escribo que escribo. Mentalmente me veo escribir que escribo y también puedo verme ver que escribo. Me recuerdo escribiendo ya y también viéndome que escribía. Y me veo recordando que me veo escribir y me recuerdo viéndome recordar que escribía y escribo viéndome escribir que recuerdo haberme visto escribir que me veía escribir que recordaba haberme visto escribir que escribía y que escribía que escribo que escribía. También puedo imaginarme escribiendo que ya había escrito que me imaginaría escribiendo que había escrito que me imaginaba escribiendo que me veo escribir que escribo.”, dice Salvador Elizondo. Al leer estas líneas y recordar las de Nerval, pienso en cómo se lleva el sueño a la pintura y a la literatura.
            Cuando uno sueña y escribe, necesariamente fabula al completar los espacios, para equilibrar lo que creímos ver, con la literatura. En cambio cuando pintamos, la imagen salta del inconsciente al lienzo sin la necesidad del intelecto, sin la posibilidad de deformar. Una manifestación pura.
            El escritor mexicano Salvador Elizondo fue poeta y pintor (de esto último me enteré mucho después de haberlo leído por primera vez).
            Construía literariamente sobre todo lo difuso; como pintor. Sobre el sueño y también sobre el olvido, porque cuando olvidamos —a veces lo sabemos, a veces no—, se puede reforzar la mentira. Y lo hacía como pintor, porque la poesía también obra como la pintura, y su prosa poética dibujaba y plasmaba con reveladora lucidez mundos imposibles.
            Trabajó textos en los que viajaba de la tercera persona a la primera y del presente a cualquier pasado; cambiaba de narrador, desdoblaba personajes y todo naturalmente. Si no se piensa en la construcción no se perciben esos cambios.
            La escritura obsesiva es una antología que armó Daniel Sada con textos de Salvador Elizondo, seleccionados de cinco libros. No es cualquier antología por el prólogo y por la elección del material que hace Sada después de haber leído con una profundidad notable toda la obra del mexicano.
            Los cinco libros son:
De “Narda o el verano”, tres textos.
De “El retrato de Zoe y otras mentiras”, once textos.
De “El grafógrafo”, doce textos.
De “Camera lucida”, cinco textos.
De “Elsinore: un cuaderno”, un texto.
            La intensión de Sada fue “seleccionar aquellos relatos que mayormente responden a las constantes del mundo elizondiano, es decir, a las entrañas mismas del artificio, puesto que su atracción hacia autores como Joyce, Valéry o Mallarmé se debe al enorme grado de artificio visible en sus escritos.

Hernán Isnardi

 


Teoría del infierno
Salvador Elizondo
208 págs.
(Fondo de Cultura Económica)

Teoría del infierno

Recopilación de los ensayos publicados entre 1959 y 1971, 'Teoría del infierno' presenta toda una epistemología, en la que se hace evidente no sólo el análisis preciso y riguroso de los autores y las ideas que habrían de signar a Elizondo (Sade, Bataille, Baudelaire, Blake, Joyce y Pound, además de González Martínez, Tablada y Gorostiza), sino también la gran agudeza intelectual con que su amor indaga en la historia de la literatura y en las ideas, explorando un territorio poco comprendido hasta entonces y refiriéndose a temas tan singulares como la concepción del infierno y la inteligencia como método de creación del arte puro.


Contextos
Salvador Elizondo
224 págs
(Fondo de Cultura Económica)

Contextos

'Expresión de un espacio y un tiempo definidos', los escritos de Elizondo reunidos en 'Contextos' representan la incursión de su autor en el periodismo, y constituyen una brillante práctica ideológica en su sentido más lato: el de razonar y analizar a la luz de los conocimientos teóricos y personales circunstancias que definen la condición humana. Las instituciones sociales, la educación, los valores, el arte, la literatura y algunos de sus autores definitivos para la historia, así como conceptos fundamentales de análisis filosófico, son el objeto de las disquisiciones del autor quien, al hacerlo, no sólo revela un panorama sino que lo amplía con su vasta erudición.


Miscast
Salvador Elizondo
144 págs
(Fondo de Cultura Económica)

Miscast

El proyecto literario de Elizondo, el de la escritura por sí misma, encuentra en 'Miscast' su presentación dramática. En ella, un personaje vuelve a casa después de haber sufrido un ataque de amnesia. Teatralización de un supuesto sobre la creación donde el protagonista es la palabra, la obra cuestiona la verdadera identidad de los actores; éstos, de caracteres fluctuantes e indefinidos, a fuerza de ser representados se convertirán en artífices de supuestos personajes cuya realidad última es solamente el lenguaje.


Camera Lucida
Salvador Elizondo
194 págs
(Fondo de Cultura Económica)

Camera Lucida
La escritura se convierte en una cámara clara: un dispositivo regulador del equilibrio entre la cosa, la imagen de la cosa y la idea de la cosa. Mediante sus prismas, Elizondo confecciona literatura para reflexionar sobre la literatura, sus mecanismos, sus intérpretes: escribe "el envés de la trama". Guía heteróclita, recopilación de artículos que narran y ensayan -aparecidos en la revista 'Plural' y 'Vuelta'- como invenciones míticas, históricas, donde ciencia y arte se vuelven sentido de la creación, cuya tinta mental se adentra tanto en lo poético-filosófico como en la memoria y lo imposible, 'Camera lucida' es el instrumento de la revisión literaria.


Elsinore
Salvador Elizondo
86 págs
(Fondo de Cultura Económica)

Elsinore

Un sueño que tiene memoria; 'Elsinore' es una 'nouvelle' sobre una serie de iniciaciones adolescentes -de referencia autobiográfica- en un colegio militar de los Estados Unidos. Collage de lenguas, patrones sociales y niveles expresivos que explora, a través de una cuidadosa, fina e irónica prosa, las distintas categorías de la realidad y su nostalgia, en ella Elizondo hace una jugada magistral a su proyecto literario: un aparente realismo es enmarcado por un principio fantástico e imposible que sólo existe por la palabra misma; una realidad autárquica sólo posible en el espacio y tiempo onírico y de la escritura.


Farabeuf
Salvador Elizondo
180 págs
(Fondo de Cultura Económica)

Farabeuf

En 'Farabeuf', novela central de su producción, Elizondo formula la pregunta de la identidad como en un juego de adivinación: símbolos y reflejos se cruzan con la memoria, el recuerdo y el olvido, en una cruel y etérea danza de invocación escrita. Una fotografía borrosa, el North China Daily News, Él y Ella, el espejo, París, un cuadro, los Aspects Médicaux de la Torture Chinoise del doctor H. L. Farabeuf; instantes y personajes son entretejidos laberínticamente en el espacio con precisión algebraica. Y es a través de su reconstrucción fragmentaria -histórica, sensorial, gráfica, ilusiva- que el autor aspira a concretar la experiencia. La realidad es tan sólo una evocación; entre sus grietas, erotismo y muerte convergen hasta ser los dos únicos instantes absolutos, extremos en su dolor y su belleza.

La escritura maldita en Farabeuf - por Por Claudia Reina

 

Volver a pagina de inicio

 

 

Contacto: info@lamaquinadeltiempo.com

..............................................................................................................................................